Constituye un tratamiento flexible que permite llegar a personas con diferentes habilidades y discapacidades.

Permite ayudar a los individuos a organizar sus vidas interna y externamente.

Es un tratamiento rentable, comparado con otro tipo de tratamientos e intervenciones.

Es un tratamiento no farmacológico, no invasivo ni doloroso, que proporciona resultados visibles incluso en personas resistentes o reacias a participar en otro tipo de tratamiento.