¿Por qué lo practicamos?

Se practica con todas las edades, estados y disfunciones. Cada caso se analiza de manera específica sea cual sea su particularidad. Cada sesión se trabaja de forma personal según la condición y progreso del paciente.

Caso cotidiano

Para personas que no tienen problemas de salud pero que les permiten emplear la música para reducir el estrés y la ansiedad, aumentar la autoestima, la capacidad de resolver problemas y el desarrollo creativo, y para mujeres embarazadas en el apoyo del proceso de parto y nacimiento del bebé.

Caso clínico

En medicina para personas con enfermedades degenerativas o incapacidades físicas debido a la edad o por causa de accidente, con problemas de fármaco-dependencia, daños cerebrales, dolores agudos o crónicos y con enfermedades terminales.

Caso infantil

En la educación de los niños con dificultades en el aprendizaje, problemas de conducta, trastornos de autismo, con déficit cognitivo y dificultades sociales o con trastornos médicos crónicos y degenerativos.