Socio-emocional

La musicoterapia mejora la comunicación e interacción social y habilidades sociales, así como la expresión de pensamientos y sentimientos. Se trabaja la inteligencia y el control, expresión y conocimiento de nuestras propias emociones.

Cógnitivo

La musicoterapia ayuda al aprendizaje, mejora la orientación en la realidad, aumenta la capacidad de atención y concentración y mantiene o mejora las habilidades verbales y de comunicación

Físico

Mejora las articulaciones, músculos, el cerebro, entre otros. Es muy efectiva para aliviar los niveles de tensión, agresividad, estrés y ansiedad.